YO ME LLAMO EN LA FUNDACIÓN P.I.P.S

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente;
No temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo
en dondequiera que vayas.
Josué 1:9

 

El día había llegado, la cuenta regresiva estaba llegando a su fin, y ahora tendríamos la oportunidad de conocer a las personas que hacen parte de La Fundación PIPS. Aunque era nuestro primer contacto, la sensación era extraña puesto que habíamos sido testigos a la distancia gracias a las redes sociales, del proceso de recuperación de algunas de las personas que están internadas.

La oportunidad se dio gracias a la organización del evento “Yo me llamo versión PIPS” y con todas las ganas nos preparamos y salimos rumbo a la sede principal de la fundación. A la llegada nos recibieron su Director y Fundador Freddy Pérez Torres y Wilson Suaza, con quien nos contactamos inicialmente y conseguimos la manera de hacer parte de este gran evento.

Todo estaba pasando muy rápido… la Psicóloga nos ayudó a ubicarnos y pasados menos de 5 minutos empezaron a llegar los protagonistas del espectáculo; las personas que durante un par de meses veíamos por medio de las publicaciones que hacían en las redes sociales de la fundación ahora los teníamos frente a frente.

Llegarón para hacerles una nota, que publicaremos en nuestro canal de youtube; era INCREÍBLE tener tan cerca a estos hombres que meses atrás eran rechazados por la sociedad, y por quien sus familias tal vez estaban dando su último esfuerzo al llevarlos a la Fundación PIPS.

Si usted cree que DIOS no existe, o que ÉL está ocupado de cosas más importantes y por eso no te atiende mientras oras, te invito a que veas los vídeos que están AQUÍ publicados y puedas apreciar el cambio que han alcanzado estas personas, para que te puedas convencer que definitivamente fue  la mano de DIOS la que intervino en estos personajes, y en los otros que no pudimos saludar.

En ellos se ven las ganas de una segunda oportunidad, el anhelo de ser útiles a la sociedad, pero sobre todo se siente esa inspiración o ese nacer de nuevo que solo DIOS brinda (De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. – 2 Cor 5:17)

Al saludarlos y darles mi mano se sentía en sus manos el estrago de pasar por ese camino al cual se le encuentran muchas entradas pero una única salida; como si se tratara de aquellas películas en las que el protagonista con solo entrar en contacto con otra persona puede ver aquello que ha hecho; tuve esa sensación y pude ver las noches de frío y lluvia que les toco sobrevivir, esas tardes de calor extenuante y sed, el trabajo de rebusque y reciclaje, los momentos de ansiedad por no tener con que consumir, las peleas y heridas que deja esa vida que les tocó vivir por una mala decisión, sus dedos se sentía ásperos, resecos, tal vez por el calor al que los sometieron para poder fumarse aquello que los mantuvo atados a una vida que no la deseaban, de la cual la adicción nos les permitía salir…. Pero sus ojos muestran brillo, ganas de vivir y ese esfuerzo que les significa esta nueva oportunidad de vida; en ellos hay alegría, nuevas metas por alcanzar, a través de sus ojos se puede apreciar la presencia del Creador de Vida en sus vidas (La lámpara del cuerpo es el ojo; Así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo está lleno de luz –Mt 6:22).

 El momento se acercaba mucho más y la tarima que se había dispuesto en la calle para el evento ya contaba con la presencia de los jurados; los familiares y amigos estaban debidamente sentados en sus sillas, tal vez con la misma ansiedad que tenían los artistas.

Ahora si “Yo me llamo Versión PIPS” comenzó y el derroche de talento no se hizo esperar; realmente era conmovedor ver y sentir la alegría de todas las personas que estaban presentes al escuchar a sus hijos o hermanos o esposos, interpretar las canciones que ellos habían escogido.

Pasaron las horas y el final se acercaba; el jurado debía dar el veredicto, menos mal no era parte del jurado, porque en este momento no querría hacer parte de este grupo de personas puesto que era difícil poder elegir a los finalistas; después de deliberar seleccionaron a 4 participantes a la gran final. Se vino una ronda de 1 minuto de canto para rematar la espera, la ansiedad y por su puesto el evento.

Hubo un ganador, del cual hablare más adelante; pero lograr que estos muchachos se dispongan para el reto del Yo me llamo, que dediquen el tiempo a los ensayos, que día tras día ganen seguridad y ganas, que se equivoquen y vuelvan a comenzar, que cambien de canción, pero sobre todo que salgan al escenario y reciban el aplauso del público deja como ganador a cada uno de los que en esta oportunidad se lanzaron al agua y creyeron que podían caminar sobre ella (Pero Jesús les habló, diciéndoles: ¡Calma! ¡Soy yo: no tengan miedo!, Entonces Pedro le respondió: Señor, si eres tú, ordena que yo vaya hasta ti sobre el agua. Ven —dijo Jesús. Pedro entonces bajó de la barca y comenzó a caminar sobre el agua en dirección a Jesús.).

El ganador: este hombre realmente representa a un ganador; después de vivir más de 12 años en la calle, sentir que lo había perdido todo, llego el día que su hijo en compañía de Freddy Pérez y Wilson Suaza fueron a recuperarlo hasta Cartago y de allá lo trajeron obligado hasta Cali. Si usted sigue creyendo que DIOS no existe y que eso de los milagros es para otros, déjeme decirle que la vida de Alexander, EL Ganador de yo me llamo PIPS, es un milagro. Su hijo no se cansó de intentar e intentar pero sobre todo no dejo de creer en el DIOS de la vida al que cada día le ofrecía la vida de su padre y hoy es un nuevo hombre que llego al escenario y con sus interpretaciones movió las emociones de los espectadores pero convenció a los jurados, y aquel que vivía como indigente hoy es un GANADOR.

Al finalizar puedo estar seguro que la fortaleza y decisión de seguir adelante, que tienen aquellos que entran a fundación PIPS y se mantienen a pesar de lo duro que es dar ese paso no viene de sus fuerzas, sino, que es algo sobrenatural. (Todo lo puedo en Cristo que me fortalece – Filipenses 4:13)

Miniatura Youtube

Visita nuestra Pagina en facebook para ver otras Fotografías

 Fundación PIPS

http://www.fundacionpips.org/

Teléfonos: 395 7354 – 317 3017895 – 316 8839195

Dirección: Calle 5A # 39 – 42 (Barrio Tequendama)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s