LA CARRERA DEL ZOO

Como solo pasa en las grandes capitales del mundo, Santiago de Cali, tuvo su carrera del Zoológico. En un esfuerzo hecho entre Juancho Correlon y las directivas del Zoológico de Cali se organizó y llevó a cabo la Carrera del Zoo.

Visitar el Zoológico de Cali es uno de los planes más interesantes que hay, porque dada su ubicación geográfica te permite gozar de un micro clima muy agradable, y además conocer los animales que allí habitan y sus comportamientos. En pocas palabras ser caleño y no haber visitado nuestro Zoológico al menos una vez en la vida es algo imperdonable, igual que si eres foráneo y no te das la oportunidad de conocerlo.

Juanho Correlon organizó la primera versión de la Carrera del Zoo y le dió vida a esta carrera de tipo recreativa donde los participantes tenían dos recorridos, 1,5K y 7K, para Correr, trotar o Caminar. Los participantes que hicieron los 1,5K en su mayoría fueron niños acompañados de sus padres y los 7K los completaron adultas, aunque también habían algunos chicos.

El propósito de esta carrera era recoger fondos para apoyar los proyectos que tiene el Zoológico de Cali con fines de conservación y protección de las aves que viven en la zona aledaña al mismo.

Llevar a cabo el circuito de 7K le permitió a los participantes reconocer de primera mano esta zona de reserva natural que tenemos al oeste la ciudad de Cali.

La primera versión de la Carrera del Zoo, contó con algo más de mil corredores entre niños, adolescentes y adultos quienes disfrutaron de los trazados dispuestos bajo un clima muy fresco dado que la madrugada anterior había llovido sobre la ciudad.

Para ver la Galería fotográfica completa dale clic aquí 

Desafío Urbano – Cali 2015

Cali es la primera Ciudad en llevar a cabo este tipo de desafío, al interior de la ciudad, y el día estuvo justo en cuanto a temperatura. La primera ola de competidores salió y cada uno de los obstáculos fue poniendo a prueba a los participantes, que  podían ir en modalidad de grupo o individual, estos 5 km se convirtieron en una buena prueba para quienes disfrutan de este tipo de competencias.

No habían pasado 100 metros y el primer obstáculo ya se hacía presente; las escaleras que unen a la plazoleta de Avianca con el paseo Bolívar le dieron paso a una serie de pruebas que exigió física y mentalmente a los guerreros urbanos.

En esta oportunidad el centro de Cali, el Boulevard del río Cali, la Retreta y el Paseo Bolívar fueron los lugares que se dispusieron para recibir a los competidores, que sin distingo de edad o sexo, dieron su máximo esfuerzo.

Vale la pena resaltar la organización del Desafío Urbano, porque siendo la primera vez que se lleva a cabo este tipo de competencias en ciudad, estuvo a la altura y sin contratiempos.