“El camino de los Andes”, una ventana que abre el Zoológico de Cali, para mostrar el alma de la Región Andina.

Por: Mónica Saa Roatta

“El camino de los Andes” en el Zoológico de Cali, fue un proyecto que se hizo realidad después de tres años largos de duro trabajo; donde participaron más de 300 personas entre ingenieros, biólogos, ecólogos, e investigadores y expertos en el tema. Fue un trabajo en equipo para cumplir un sueño que tenían como prioridad, abrir una ventana al mundo para mostrar el alma de nuestra región Andina.

Como dijo uno de los representantes de la Junta Directiva, el señor Rodrigo Bueno en su discurso de apertura “es un proyecto espectacular que despierta la conciencia a todos los que nos visiten sobre los tesoros de nuestro planeta, el respeto que se debe tener con nuestra tierra y la convivencia con la naturaleza”.  Su emoción se perfilaba en cada palabra mostrando la alegría de inaugurar el sitio y entregar a los caleños un hermoso lugar para disfrutar.

Son cuatro casas para recorrer y conocer cómo viven tres especies como son el jaguar, el oso de anteojos y el cóndor;  se construyeron 3000 metros cuadrados en áreas que estaban subutilizadas, al pie de la loma. La Directora del Zoológico, Clara Domínguez recordó que hace 30 años cuando tomó el cargo, le impactó el habitat de los jaguares que vivían en jaulas de 2×2, y las condiciones de los cóndores; fue así como su objetivo principal era mejorar el habitat de los animales y procurarles un ambiente propicio.

El recorrido comienza subiendo un camino de piedras, al entrar a la primera casa nos lleva a un  hogar campesino; en la entrada se encontraba la exhibición de un desayuno típico colombiano café, pan, maíz y arepa, mostrando las costumbres y cultura típica de la región. Las miradas se centraban en el espacio donde estaban los jaguares; a través de una ventana de vidrio, acostado con una mirada imponente; se veía tranquilo en un ambiente que le propiciaba bienestar.

La segunda casa con colores fuertes nos remonta a los parques nacionales naturales, allí estaban presentes los cóndores; el lugar se había adecuado como a ellos les gusta vivir, en  praderas abiertas, rodeados de vegetación y áreas alpinas. El camino continúa hasta llegar a la tercera casa, en donde encontramos un espacio propicio para investigadores, que con sus muestras ejemplifican 17 líneas de investigación sobre biodiversidad; en ese mismo sitio se aprecian los osos de anteojos, siendo una de las ocho especies que viven en el mundo, los niños visitantes se impactaron con este tipo de animal por su grandeza y las manchas en sus ojos;  su entorno estaba rodeado de cascadas y piedras. Al final del recorrido se aprecia  la última casa que refleja  un pueblo del eje cafetero, en la cual se adecuó una tienda de souvenires, y se denotan las costumbres típicas del territorio de los paisas.

Una vez más el Zoológico de Cali hace honor a su lema “Muchas historias que contar”, y en esta oportunidad  queda claro que todos debemos sacar el tiempo para conocer lo que hay detrás del camino de los Andes,  la cadena más montañosa de la tierra.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s